Te disgustará cuando leas lo que realmente acecha en tu cepillo.