Al igual que el Príncipe Archie, soy un cuarto negro y me he pasado la vida lidiando con mi 'identidad invisible'