Probé el tratamiento de queratina para el cabello que Meghan Markle jura por unos extremos elegantes y brillantes y me cambió la vida