Un activista no binario ha llevado al gobierno a juicio por las reglas contra los pasaportes neutrales